26/5/15

45% de los hipertensos mayores de 55 años sufren síndrome metabólico 26-05-2015


45% de los hipertensos mayores de 55 años sufren síndrome metabólico

El Simposio Internacional sobre Síndrome Metabólico, promovido por la Fundación José Pastor Fuertes, la Fundación Valenciana de Arteriosclerosis y la Consejería de Sanidad valenciana, ha analizado la relación del trastorno con otras enfermedades cardiovasculares.

"De los elementos del síndrome metabólico la hipertensión es la que menos se relaciona directamente con el resto, pero está ahí porque es el primer factor de riesgo cardiovascular que se puede tratar para reducirlo".

José Redón, jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico de Valencia y miembro del comité organizador del Simposio Internacional sobre Síndrome Metabólico celebrado en Valencia, ha destacado que "entre el 45 y el 47 por ciento de los hipertensos mayores de 55 años tienen componentes de síndrome metabólico (SM) para definirlo, lo cual señala su prevalencia".

Ha alertado de que "cuando al hipertenso se le asocian alteraciones de SM, se incrementa no sólo el riesgo de tener enfermedad cardiovascular, sino también patología renal".

Respecto al abordaje de los pacientes hipertensos con SM, ha explicado que "se tienen que reforzar mucho las medidas no farmacológicas, especialmente la pérdida de peso -si hay sobrepeso- y el ejercicio físico". En segundo lugar, deben emplearse fármacos antihipertensivos que no induzcan más alteraciones metabólicas. "Sabemos que los betabloqueantes, a largo plazo, aumentan el riesgo de diabetes, igual que los diuréticos tiazídicos. Por lo tanto, deben tratar de evitarse en monoterapia". Redón ha señalado que "estamos un poco a la espera de qué pueden ofrecer los sensibilizadores de insulina para el control de la presión arterial".

"Cada vez se está conociendo mejor, porque la gente con SM tiene tendencia a que le suba la presión e indudablemente el factor más importante es la obesidad".

El experto ha remarcado que "sabemos que el tejido adiposo es capaz de segregar toda una serie de sustancias que influyen de una manera marcada en los niveles de presión. Algunas de ellas, que están en exceso, son capaces de activar el sistema adrenérgico y, por tanto, la retención de sodio. Otras, en cambio, están por defecto. Ya es conocido que las personas afectadas con SM tienen disminuidos los niveles de algunas hormonas, como por ejemplo la adiponectina".

Utilidad clínica
Rafael Carmena, catedrático de Medicina de la Universidad de Valencia y jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario de Valencia, ha abundado que al SM "se le presta una atención especial en la medicina actual por su relación con un elevado riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares". El riesgo de sufrir diabetes tipo 2 en personas con SM es de dos a tres veces mayor que en sujetos normales de la misma edad, y el riesgo de sufrir un infarto de miocardio es casi el doble.

Según ha señalado Carmena, "la opinión más generalizada fue la de mantener el uso del concepto SM dada su constatada utilidad en la práctica clínica, si bien es necesario profundizar más en sus criterios de definición y en su fisiopatología".

En el simposio también se han analizado con atención especial la asociación de hiperlipemia familiar combinada y SM. Sobre los abordajes terapéuticos se expusieron cambios de estilo de vida, fármacos (hipotensores, estatinas, fibratos, bloqueantes de receptores endo-canabinoides, glitazonas, etc.) y futuros tratamientos con agonistas PPAR alfa/gamma".

23/5/15

Síndrome del marido jubilado 23-05-15


Síndrome del marido jubilado

La japonesa Sakura Terakawa, de 63 años, describe sus 40 años de vida de casada en un pequeño departamento urbano como una transición gradual de esposa a madre y sirvienta. La comunicación con su marido pasó de las cartas de amor y las palabras románticas bajo los árboles de los parques a exigencias sobre qué debía preparar para la cena y críticas por la forma de hacer las tareas de la casa.

Es por ello que cuando su marido le anunció hace tres años, con una enorme sonrisa, que iba a jubilarse, Sakura se desesperó. "Se terminó. Voy a tener que divorciarme", recuerda haber pensado aquel día. "Tener que esperar su llegada a casa todos los días ya era lo suficientemente malo. Pero que esté ahora todo el día en casa es más de lo que puedo aguantar", confiesa. Por temor a no tener cómo mantenerse, Sakura decidió finalmente seguir adelante con su matrimonio, para convertirse en una japonesa más afectada por un trastorno que los especialistas llaman SMJ (o síndrome del marido jubilado).

Fiel a la tradición de la mujer de edad que vive dedicada al bienestar de su esposo, Sakura comenzó a esmerarse por atender a su marido. La jubilación hizo desaparecer toda la vida social que la oficina de su marido generaba, dejándolo virtualmente sin amigos y a ella con el peso de tener que llenar todo su tiempo vacío. A semanas de la jubilación, el esposo de Sakura apenas si salía de la casa, miraba televisión y leía el diario y no hacía más que dar órdenes a su mujer. Y también le prohibió además salir con sus amigas.

Al cabo de unos meses, Sakura había contraído úlcera, comenzó a tener dificultades para hablar y hasta le apareció una rara erupción cutánea alrededor de los ojos. Cuando los médicos le descubrieron pólipos en su garganta, pero no pudieron encontrar ninguna causa médica razonable para su repentina serie de malestares, la derivaron a un psiquiatra, que le diagnosticó SMJ causado por stress.

Sakura comenzó a tratarse entonces con Nobuo Kurokawa, un médico que es hoy uno de los principales especialistas de Japón en SMJ. Kurokawa introdujo el término durante una presentación ante la Sociedad Japonesa de Medicina Psicosomática, en 1991. Kurokawa dijo haber dado a Sakura el mismo consejo que dio a muchas otras mujeres de su edad en idéntica situación: "pase la mayor cantidad de tiempo posible lejos de su marido".

En Japón, la jubilación se ha convertido en una riesgosa etapa de la vida para muchas esposas. A pesar de que este stress post jubilación es un problema común en los países industrializados, los analistas aseguran que Japón se volvió un caso especial por muchas razones, incluido el hecho de que un quinto de los japoneses tiene hoy más de 65 años, el porcentaje más elevado del mundo.

Si bien los papeles de hombres y mujeres sufrieron modificaciones entre la generación más joven, los japoneses de la tercera edad siguen mostrándose rígidos. El marido de Sakura le exigía una férrea obediencia, a pesar de que él pasó toda su vida totalmente al margen de su esposa e hijos. Se iba a la oficina muy temprano y después que terminaba su trabajo, salía. Y pasaba la mayor parte de sus vacaciones con colegas y clientes. Estas ausencias hicieron que su presencia en casa luego de jubilado resultara aún más irritante.

Parte de este problema tiene su raíz en que la tradición de padres jubilados que viven junto a sus hijos mayores está desapareciendo. Y como las parejas mayores se ven entonces obligadas a vivir solas, la cantidad de divorcios entre aquellos que están casados desde hace más de 20 años se duplicó en sólo 15 años.

20/5/15

Alteraciones auditivas en el adulto mayor


Alteraciones auditivas en el adulto mayor

Dentro de las alteraciones sensoriales de los ancianos, la disminución de la audición es un factor que repercute negativamente en el objetivo fundamental de este grupo etario: el envejecimiento activo. SUAT te propone que te mantengas informado sobre una problemática que involucra a toda la sociedad.


lr21.com.uy

a transición demográfica determina un aumento de la esperanza de vida, pero está acompañada por un incremento de prevalencia de determinadas enfermedades -los trastornos de audición son una de éstas-. Se estima que entre el 70 y el 80% de los adultos mayores de 65 a 75 años de edad padecen presbiacusia -pérdida progresiva de la capacidad para oír altas frecuencias-. Aunque se trata de una realidad, los propios ancianos suelen minimizar este déficit; por tal motivo, es fundamental que tomen conciencia sobre la situación para que logren mantener su calidad de vida y la integración social.
El deterioro celular que se produce con el envejecimiento afecta la totalidad del sistema auditivo. Por consiguiente, se puede generar hipoacusia de transmisión -de la onda sonora- o de percepción -por alteración de las vías nerviosas-. Existen múltiples enfermedades que pueden ocasionar hipoacusia; sin embargo, en el caso de los adultos mayores la más frecuente es la presbiacusia.

Causas de hipoacusia

Dentro de las causas se encuentra el tapón de cerumen: la piel que recubre el conducto auditivo externo presenta folículos pilosos, glándulas sebáceas y ceruminosas que producen cerumen. En el anciano, la atrofia y deshidratación de la piel del conducto auditivo externo favorecen el acumulo de la secreción ceruminosa y/o los restos epiteliales de descamación. Si el tapón ocluye totalmente el conducto, entonces se producirá una hipoacusia de trasmisión y, eventualmente, vértigo -si es que el tapón comprime el tímpano-. El tratamiento consiste en la extracción con agua tibia y jeringa apropiada; en forma previa es necesario el reblandecimiento del tapón con soluciones, tales como agua oxigenada al 50%. En este punto, cabe recalcar que en ningún caso se deben utilizar pinzas para su extracción.
Por otra parte, se puede desarrollar una hipoacusia de percepción ante el empleo de diferentes fármacos que generan lesiones en las células sensoriales del oído interno: se trata de una ototoxicidad auditiva . Los medicamentos que suelen ocasionar esta afección son algunos antibióticos -aminoglucósidos y macrólidos-, y diuréticos -furosemida, ácido acetilsalicílico y quimioterápicos-. La toxicidad depende de la dosis y del tiempo de administración; además, en varias ocasiones es reversible. La prescripción de estos fármacos tiene que estar acompañada por un control clínico de la audición y suspensión precoz del tratamiento ante la aparición de síntomas.

Presbiacusia


Se trata de la disminución de la capacidad auditiva fisiológica de la percepción y la integración de los sonidos, la cual aparece con el avance de la edad y se hace más evidente a partir de los 65 años de edad. Si a esta situación se le suman las enfermedades óticas, la hipoacusia se hará más evidente y temprana.
Desde el punto de vista clínico, se manifiesta por hipoacusia casi siempre bilateral, simétrica y progresiva; primero para los tonos agudos -timbres del teléfono o de la puerta y el canto de los pájaros, por ejemplo- y luego para los tonos medios. Un síntoma precoz es la deficiencia auditiva en ambientes ruidosos o en conversaciones grupales; en estas situaciones, los individuos oyen pero no comprenden. Es primordial entender que muchas personas se resisten a reconocer ese déficit y dirigen el problema hacia el resto -aduciendo que hablan bajo o que pronuncian mal-, y son sus familiares o vínculos cercanos los que detectan esa dificultad.

Estudios complementarios y tratamiento


Ante la alta prevalencia de esta enfermedad y el hecho de que muchos individuos se resisten a reconocer que la padecen, surgen test de valoración de la capacidad auditiva que deben aplicarse en todos los adultos mayores y sin importar el motivo de la consulta.

Una vez detectado el deterioro auditivo, la persona tiene que concurrir al otorrinolaringólogo para descartar, en primera instancia, la presencia de un tapón de cerumen y lesiones timpánicas; luego, se procederá a la ejecución de pruebas de recepción del sonido -voz susurrada- y audiométricas -audiometría tonal y verbal-.
En materia de tratamiento, en la actualidad no se cuenta con ninguna medida médica o quirúrgica que cure o detenga la evolución de la presbiacusia. Sin embargo, sí se puede adoptar una serie de pautas para facilitar la comunicación:

  • Hablar de frente y mirando a la cara.
  • Pronunciar adecuada y lentamente.
  • Tratar que sea un ambiente silencioso.
  • No gritar.

La corrección de la presbiacusia se basa en la utilización de prótesis acústicas amplificadoras -es decir, audífonos o implantes- concomitantemente con la rehabilitación auditiva.

Audífonos y sus complicaciones


Son dispositivos electrónicos de pequeño tamaño que captan, amplifican y adaptan las señales acústicas dentro de unos límites de capacidad de percepción y tolerancia para la persona que debe usarlos. Existen diferentes modelos de audífonos:

  • Retro auricular: Ofrece mayor potencia de amplificación y está indicado para individuos con pérdidas moderadas a severas.
  • De molde abierto: En el caso de pérdidas leves a moderadas.
  • Intra auricular: Indicado para personas que registran pérdidas leves a moderadas.
  • Semi implantable y totalmente implantable: En ambas situaciones se requiere cirugía.

Finalmente, en casos seleccionados se puede recurrir al implante coclear que logra beneficios comparables al obtenido en individuos más jóvenes.

En cuanto a las complicaciones, dentro de las más usuales se describe la dificultad en la adaptación al uso del auxiliar auditivo; esta situación es más habitual en adultos mayores con déficit visual, cognitivo y funcional, y en las personas que experimentan excesiva secreción de cera. Por lo tanto, es esencial que la indicación y el control ulterior de estos dispositivos sean llevados a cabo por especialistas.

Medidas preventivas y rehabilitación auditiva

Con el propósito de que no surja el déficit auditivo, se tienen que evitar las exposiciones prolongadas al ruido. Una vez que ya está instalado el problema, se puede recurrir al uso de algunas ayudas complementarias:

  • Señales luminosas que sustituyan los sonidos de los timbres, despertadores, y teléfono, entre otros.
  • Auriculares inalámbricos para ver la televisión.
  • El uso de audífonos no mejora significativamente la comprensión de la televisión, por lo que son recomendables las películas subtituladas.
  • Teléfonos con amplificadores en el auricular.

La rehabilitación auditiva consiste en el reconocimiento y la repetición de palabras o frases comunes, así como de sonidos que la persona debe identificar; aumenta la eficacia de los audífonos y es necesario repetirla luego de algún tiempo para facilitar el mantenimiento de la capacidad auditiva.
SUAT te invita a que consultes con un especialista si experimentas algún problema auditivo. Además, te recomienda que permanezcas atento a los posibles indicios de estar ante la presencia de estas afecciones en los adultos mayores que integran tus círculos familiares y de amistad.

Dr. Oscar López

17/5/15

Adultos mayores sobre ruedas 17-05-15

 
Adultos mayores sobre ruedas

Autos que facilitan la vida a personas de la tercera edad

Los números no mienten: el mundo está envejeciendo.

En Estados Unidos, el grupo de personas mayores de 65 años es el segmento de más rápido crecimiento y en estos momentos hay 19.9 millones de personas de la tercera edad con licencia para conducir, el 10% del total.

Ese grupo tiene necesidades propias cuando de vehículos se trata. El 60% de los mayores de 65 años sufre alguna “dificultad en su funcionamiento físico”. Entonces, ¿cuál es el vehículo que deberían utilizar los conductores de la tercera edad? Analizamos las opciones con base en los rasgos más adecuados para ellos, la calidad y el desempeño, y obtuvimos la siguiente lista: Ford Five Hundred. Ofrece una conducción suave y cómoda; usted quedará impresionado de lo suave que es a la hora de dar la vuelta en la esquina.

También ofrece una posición alta del asiento del conductor, lo que facilita la entrada y salida para aquéllos cuyos problemas físicos convierten en un martirio el simple hecho de inclinarse.

Cuenta con pedales ajustables y sensores de alerta para estacionarse en reversa. Toyota Prius. Ideal para personas que presentan artritis en manos y muñecas, debido a la ausencia de botones, el sistema de encendido que no necesita llaves y los controles en pantalla sensible al toque. Además, un sistema opcional de comando de voz permite controlar aspectos como el aire acondicionado y la marcación de teléfono celular.

Una cámara permite al conductor estacionarse de manera más fácil, y reduce la necesidad de voltear la cabeza, un esfuerzo que resulta doloroso para quienes sufren artritis en el cuello.

BMW Serie 7. Un sedán a todo lujo, el BMW Serie 7 está equipado con rasgos iguales de desempeño y elegancia. De acuerdo con la revista “Artritis Hoy”, quienes padecen este mal consideran los asientos ajustables algo “esencial” para los conductores con esa enfermedad. El Serie 7 cuenta con 20 opciones de ajuste del asiento.

Toyota Sienna. Si usted siempre soñó con transportar a la banda de nietos o simplemente presumir de llevar a sus amigos al café, quedará encantado con el espacioso y amplio Sienna. Sus características parecen ideales para la tercera edad e incluyen cámara en la parte de atrás.

Lo mejor de todo es que el Sienna permite incluso a los conductores con severos problemas de movilidad ajustarse el cinturón de seguridad y conducir. Sus rasgos incluyen controles manuales y elevador para silla de ruedas.

Pontiac Montana SV6. ¿Se le dificulta entrar y salir de un vehículo? Si es así, le encantará el Montana SV6. Esta minivagoneta permite realizar esa acción sin problemas a los que tienen una movilidad limitada por las dolencias, gracias al asiento eléctrico “Sit'N'Lift”, que permite que el asiento de la segunda fila de pasajeros se extienda y baje. Honda Civic. Ofrece una experiencia a bajo precio que los adultos mayores no dudarán en apreciar. El tamaño compacto de este modelo lo convierte en la mejor elección para aquéllos que desean un auto fácil de manejar y estacionar en las áreas urbanas. Para la tercera edad es atractivo el asiento ajustable del conductor y la guía telescópica.

Audi A8. El interior del A8 es una Mecca para quienes adoran los lujos. Madera y piel abundan y el diseño es de total elegancia. El sedán que es estandarte de la Audi está repleto de características que mantendrán sonriendo a los adultos mayores. Por ejemplo, su consola MultiMedia permite al conductor controlar todo, desde el sistema de navegación hasta la suspensión con un simple botón y otros cuatro grandes botones, respectivamente. Chrysler 300. Si cree que los sedanes son aburridos, el 300 se encargará de hacerlo cambiar de opinión: con sus líneas modernistas y singular frente este modelo de la Chrysler combina elegancia y vanguardismo. Sin embargo, lo más atractivo para los adultos mayores lo representan la guía ajustable, el asiento del conductor con ocho posiciones y los pedales ajustables. Y a pesar de que los adultos muy bajitos podrían pasar algunos problemas, el modelo es espacioso y cómodo.

Otros modelos recomendados para los adultos mayores son el Toyota Avalon y el Buick Lucerne.— The New York Times

14/5/15

La dieta mediterránea con aceite de olivo o nueces podría mejorar la memoria y el pensamiento


La dieta mediterránea con aceite de olivo o nueces podría mejorar la memoria y el pensamiento

Seguir dietas saludables ayudó a los adultos mayores a mantener la agilidad mental, según un estudio.

healthfinder.gov.-Por Steven Reinberg

Añadir más aceite de oliva o nueces a una dieta mediterránea (que es rica en frutas, verduras, granos enteros y pescado, y baja en carne roja), podría ayudar a que el cerebro se mantenga alerta conforme avanza la edad, según un nuevo estudio.

Un grupo de investigadores españoles descubrieron que los adultos mayores que siguen este tipo de dieta tuvieron mayores mejoras en el pensamiento y la memoria que las personas que sólo siguieron una dieta baja en grasas.

“Se puede retrasar la aparición del deterioro mental relacionado con la edad al seguir una dieta balanceada rica en comidas con un alto nivel de antioxidantes, como el aceite de oliva y las nueces”, dijo el investigador que encabezó el estudio, el doctor Emilio Ros, director de la Sección de Lípidos en el Servicio de Nutrición y Dietética del Hospital Clínico y Provincial de Barcelona.

“Dado que la edad promedio de los pacientes era de 67 años cuando empezó el estudio, se podría decir que nunca es demasiado tarde para cambiar a una dieta que mantenga o incluso mejore las agilidad mental”, dijo.

El reporte se publicó en línea el 11 de mayo en la revista JAMA Internal Medicine.

El doctor Sam Gandy, director del Centro para Salud Cognitiva en el Hospital Mount Sinai en Nueva York, dio que “los efectos que tiene en el cerebro y el corazón el comer menos res y más pollo, pescado, frutas y verduras se ha validado al grado que yo le recomiendo la dieta mediterránea a todos mis pacientes”.

Tanto el aceite de oliva como las nueces se han asociado con beneficios mentales en otros estudios, añadió. “Así que estos resultados son, más que una sorpresa, un recordatorio de que hay más en la dieta mediterránea que carne, frutas y verduras, y señalar que vale la pena hacer recomendaciones específicas como el aceite de oliva y las nueces”, dijo Gandy.

Para el estudio, Ros y sus colegas recopilaron datos de casi 450 adultos mayores con una edad promedio de 67 años entre los años 2003 y 2009. Todos los participantes tenían un alto riesgo de presentar cardiopatías, pero no habían reportado problemas de memoria o agilidad mental.

A los participantes se les asignó al azar aumentar un litro (33 onzas) de aceite de oliva extra virgen por semana a la dieta mediterránea, o suplementarla con 30 gramos (poco más de 1 onza) diarios de una mezcla de nueces, avellanas y almendras. Los otros pacientes siguieron una dieta reducida en grasas.

Los cambios cognitivos se fueron evaluando con una serie de pruebas de memoria, atención, y razonamiento. Los científicos tenían información completa para casi 350 pacientes quienes siguieron las dietas por cuatro años en promedio.

El estudio mostró que los científicos vieron mejoras en las pruebas de memoria y razonamiento en los dos grupos que siguieron la dieta mediterránea, comparados con los pacientes de la dieta reducida en grasas.

Samantha Heller, nutrióloga clínica principal en el Centro Médico de la Universidad de Nueva York, explicó que “las grasas saludables que contienen alimentos como el aceite de oliva o las nueces son cruciales para el funcionamiento y la salud del cerebro”.

¿Pero por qué serviría una dieta mediterránea que incluya más aceite de oliva y nueces? Podría ser que estos alimentos protegen a las neuronas, sugirió Heller, quien no participó en el estudio.

Cada una de las neuronas del cerebro está rodeada por una capa delgadísima de grasa y proteína llamada vaina de mielina, explicó. La vaina de mielina protege la estructura nerviosa y ayuda a la interacción celular. El cerebro utiliza las grasas de los alimentos para construir y reparar esta vaina de mielina. Mientras más sanas sean las grasas que consumimos, más saludable será el cerebro, dijo Heller.

Heller indicó que el ácido oleico es una de las grasas más comunes en la vaina de mielina. “El aceite de oliva, las almendras, las nueces, las nueces de macadamia, el maní y los aguacates son todas buenas fuentes de esta grasa. Los ácidos grasos Omega-3 también son importantes para la salud cerebral y se encuentran en pescados, avellanas y productos de soya. Se ha demostrado que estas grasas saludables mejoran las funciones cognitivas y la salud del cerebro, además de reducir el riesgo de presentar mal Alzheimer”, dijo.

Heller sugirió implementar cambios en la dieta como cocinar con aceite de oliva en lugar de mantequilla, comer almendras en lugar de papas fritas, y sustituir carne por vegetales al preparar una pasta.

9/5/15

Muchos adultos mayores con pérdida auditiva sufren depresión


Muchos adultos mayores con pérdida auditiva sufren depresión

Las personas mayores de 65 años pueden sufrir la disminución de la audición por un compromiso del sistema nervioso.

terra.cl

Cerca del 100% de adultos mayores que sufren de pérdida auditiva tienden a sufrir de algún grado de depresión, que es normalmente provocada por el aislamiento del núcleo familiar.

 Las personas mayores de 65 años pueden sufrir la disminución de la audición por un compromiso del sistema nervioso o por su propio estilo de vida, según el trabajo y la actividad que hayan realizado.

Además, hay afecciones que impactan la pérdida de audición, como la Enfermedad de Ménieré, la hipertensión, trastornos de metabolismo como la diabetes, entre otros males crónicos o degenerativos.

A su vez, toda enfermedad que afecte al sistema microcirculatorio compromete al oído, como la artritisreumatoidea, que desarrolla un proceso inflamatorio llamado vasculitis.

“Durante los primeros años de la edad madura, la pérdida auditiva afecta en mayor proporción a las mujeres, mientras que a partir de los 80 años, la proporción se vuelve equitativa entre ambos géneros”, señaló el Dr. Mario Sáenz Muñante, Médico otorrinolaringólogo.

Pero es importante destacar que, sumada a la pérdida de la audición, se produce de forma casi paralela una disminución de la capacidad de comprensión de la palabra, agravando la situación del adulto mayor.

“Ambos factores perjudican la comunicación y son los que favorecen el desarrollo de trastornos depresivos, producidos porla frustración de no escuchar y no entender lo que dicen los demás”, indicó el Dr. Mario Sáenz Muñante.

De acuerdo al Dr. Sáenz Muñante, en una situación de pérdida auditiva, quienes acuden primero a la cita médica son los familiares del adulto mayor, mostrando su preocupación debido a la pérdida de la capacidad de escuchar.

Esto debido a que, en muchos casos, la familia está interesada en que el adulto mayor siga relacionándose en el ámbito familiar con normalidad. Una persona que no interactúa con la familia, se aísla y se convierte en dependiente.

Por ello, para evitar que la disminución auditiva avance agresivamente y pueda provocar la sordera total, se debe realizar una logoaudiometría, prueba de carácter complementario que permite medir la capacidad de audición y de comprensióndel lenguaje oral.

“En muchos casos, la prueba dará como resultado la necesidad de que el adulto mayor empiece a utilizar un par de audífonos que mejoren sus niveles de audición y que permitan a la vez la reintegración al círculo familiar y social”, destacó el Dr. Sáenz Muñante.

El Dr. Sáenz Muñante recordó que la audición es binaural y, además de favorecer la identificación de la procedencia de los sonidos, suma positivamente en la discriminación de las palabras.

Para los adultos mayores, el especialista sugiere el uso de un audífono con una prótesis hecha a la medida del paciente, de preferencia en modelo retroarticular, ya que es más fácil de manejar y, al ser más grande, hace más difícil que el adulto mayor lo pierda de vista.

“Es importante que, frente a cualquier signo que pueda evidenciar un grado progresivo o súbito de  pérdida auditiva en el adulto mayor, como el incremento en el volumen del televisor o de la voz al hablar, se acuda rápidamente al especialista, de modo que se minimice el impacto en su estado de ánimo y socialización”, puntualizó el Médico Otorrinolaringólogo.

5/5/15

La dieta mediterránea podría reducir un 40% el riesgo de Alzheimer 16-06-15


La dieta mediterránea podría reducir un 40% el riesgo de Alzheimer

Por cada punto adicional en alza en la adherencia a la dieta mediterránea disminuye entre un 9 y 10% el riesgo de sufrir la enfermedad

La dieta mediterránea, basada en el consumo de frutas, cereales, vegetales, legumbre, pescado, alcohol y en poca cantidad lácteos y carne, podría reducir hasta un 40% el riesgo de padecer Alzheimer, según un estudio del Centro Médico de la Universidad de Columbia, EEUU, publicado en ‘Annals of Neurology’.

El estudio se realizó en pacientes que formaban parte de otro estudio sobre envejecimiento y de los que se poseía sus antecedentes médicos y neurológicos, se les pasó un examen neurológico y físico y una entrevista personal y un cuestionario sobre frecuencia alimentaria para el que utilizaron una escala basada en la dieta mediterránea.

El análisis, que se realizó cada 18 meses durante una media de cuatro años, dio como resultado que una mayor adherencia a la dieta mediterránea estaba asociada al menor riesgo de desarrollar Alzheimer ya que por cada punto adicional en la escala de dieta mediterránea se disminuía entre un 9 y un 10% el riesgo de sufrir la enfermedad, pese a que 262 fueron diagnosticados con Alzheimer.

Así, los que más adherencia mostraron a la dieta mediterránea mostraban entre un 39 y 40% menos riesgo que aquellos con menos adherencia que solo mostraban entre un 15 y 21% de riesgo menor de sufrir Alzheimer.

21/4/15

Cera en los oídos puede causar sordera 21-04-2015


Cera en los oídos puede causar sordera

El 30% de los adultos mayores presentan trastornos auditivos a causa de la cera acumulada en el oído.

"La acumulación de cera en los oídos hasta el punto de taponarlos, es una de las principales causas de sordera en el adulto mayor", asegura el doctor José Antonio Rivas, otólogo y Director de la Clínica Rivas, especialista en oído, nariz y garganta en Colombia.

Según un estudio realizado por el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, a partir de los 60 años, un 30% de los adultos mayores presentan trastornos auditivos, entre ellos la sordera a causa de la acumulación de cera en los oídos.

Porqué se acumula cera

La acumulación de cera en los oídos, es considerada una patología menor pero con un alto riesgo de ocasionar caídas y pérdida de la capacidad para realizar las actividades del día a día en adultos mayores.

Sus orígenes son diversos, pueden ocurrir por motivos genéticos, por respuesta a agresiones exteriores (ruidos), trastornos del oído (exceso de producción de cera), enfermedades respiratorias (asma, otitis, resfriado, ronquera, faringitis, bronquitis, gripa, sinusitis), estrés, nerviosismo, ansiedad o por introducir copitos de algodón para la limpieza ocasional.

Si la pérdida de la audición va acompañada por dolores de cabeza, sensación de peso en el oído y zumbidos (tinitus) es preciso consultar con el especialista para que tome las medidas respectivas para la limpieza profunda del oído.

El oído externo tiene una longitud de aproximadamente 25 milímetros. En su interior se encuentra una sustancia viscosa (cerumen) que cumple dos funciones principales; la primera como agente de protección ante posibles infecciones, y la segunda como amortiguador  ante la presencia de sonidos fuertes.

Cuando se ha perdido la audición, un médico otorrinolaringólogo puede, a veces, mejorarla haciendo un lavado de oídos para sacar los tapones de cerumen o, en su defecto, indicar audífonos.

Copitos, enemigos de los oídos

Los copitos de algodón "son el mayor enemigo" de los oídos.

El mas reciente Estudio Audimer sobre 'Hábitos de Higiene del Oído' asegura que son los responsables de ciertas patologías auditivas, pérdidas de audición, heridas, infecciones y perforaciones.

"Nunca se deben utilizar copitos de algodón para retirar la cera de los oídos" porque la compactan y la introducen hacia el fondo del oído externo y complican su extracción”, aclara Rivas.

Los métodos más frecuentes que utilizan los otorrinolaringólogos para remover la cera acumulada en los oídos, está relacionada con procedimientos como remoción con microscopio utilizando aspiración e instrumentos, lavado con jeringa, aplicación de gotas de carbonato de sodio, gotas con boricado o gotas con antibióticos.

La acumulación de cera en los oídos, generalmente responde bien a los intentos para extraerlo, pero puede presentarse de nuevo en el futuro. La pérdida de la audición (hipoacusia) por lo general es temporal y la audición normalmente retorna por completo después de extraer el cerumen.

Para mantener una correcta salud auditiva, los expertos recomiendan acudir al otorrino una vez al año o hacer caso de las recomendaciones de los farmacéuticos o los profesionales de Atención Primaria para su higiene y prevención.